Desde 88 €
×

1 Haz clic en la fecha

Disponible

2Elija la Categoría

Por favor, escribes aqui tu comentario respecto a la reserva de entradas :
(150 char. max)

¿Necesitas ayuda para reservar?
CÓMO OBTENER SUS ENTRADAS

Tras la confirmación de su pedido, usted recibirá un correo electrónico con sus entradas, que deberá imprimir y llevar consigo, para acceder al evento.

Ubicación

En la categoría elegida, Music & Opera se reserva los mejores asientos disponibles al momento de la compra. Los números de asiento serán confirmados por correo electrónico, excepto para los espectáculos donde los asientos no están numerados. Solo los lugares contiguos se reservan automáticamente. Si no, lo contactaremos.

Precio

El precio de Music & Opera no corresponde al valor facial mostrado en las entradas, pues incluye las tasas y cargos aplicables

Seguro de cancelación

Se te ofrecerà un seguro de cancelación antes de realizar el pago. Más Información

Retour

Der Fliegende Hollander © Brinkhoff - Mogenburg

Wagner Der fliegende Holländer

Del 18 febrero AL 01 marzo 2020
Staatsoper - Hamburg
Programa

Wagner : Der fliegende Holländer

2 h 15 Cantado en : Aleman
Intérpretes
  • Director de orquesta
    Christoph Prick
  • Director de escena
    Marco Arturo Marelli
  • Intérpretes
    Der Holländer: Andrzej Dobber
    Senta: Allison Oakes
    Erik: Michael Schade
    Daland: Wilhelm Schwinghammer
    Der Steuermann: Daniel Kluge
    Mary: Katja Pieweck
  • Info Teatro
  • Plano de localidades
  • Sinopsis

Staatsoper - Hamburg Location Grosse Theaterstrasse 25 - 20354 Hamburg Allemagne

Pequeña Historia del Teatro …

Durante sus frecuentes viajes a Venecia, los mercaderes de Hamburgo fueron testigos del éxito del primer teatro de ópera público de Europa, inaugurado allí en 1637. En 1678, algunos de estos ricos burgueses, fundarán sobre los restos de un antiguo mercado de aves, un teatro de ópera permanente, el primero en Alemania, algo de lo están muy orgullosos en Hamburgo, a pesar de la furiosa oposición inicial del clero.

Las concesiones a la iglesia condicionaron abiertamente la programación de los primeros años, pero con el tiempo, el fuerte sentimiento nacional que pretendía ignorar la óperas italianas y francesas, se impuso, buscando pronto dar voz a las creaciones alemanas y por lo tanto llegar a una mayor audiencia, a pesar de protestas y debates que agitarán hasta la Universidad de Jena. Haendel fue contratado por la ópera a la edad de 18 años, como violinista y clavecinista. Allí estrenó Almira y Nero en 1705 y Florindo en 1708. En 1721 Telemann fue contratado como director, estrenando más de veinte óperas propias.

En 1738, la sala se declaró en quiebra, y fue demolida en 1763. Un nuevo edificio se construyó en 1765, que también fue subtituido, por el definitivo Neues Stadt-Theater am Dammtor, teatro que verá los estrenos alemanes de Weber, Rossini, Auber y sobre todo Verdi y Wagner. De 1891 a 1897, Gustav Mahler trabajó allí como director, imponiendo una rutina de trabajo, que después de sus años en Viena, será legendaria. Arthur Nikish debutó allí con Tannhäuser en 1901 y Otto Klemperer llevó la dirección musical de la institución, de 1910 a 1912.

Afectados por la crisis económica después de la Primera Guerra Mundial, y con el edificio parcialmente destruido durante la Segunda, la Ópera reabrirá con dificultades en 1946, dando la bienvenida a 600 espectadores, sentados alrededor de lo que quedaba del escenario. Pero la compañía, que cuenta entre sus filas con Hans Hotter, Martha Mödl, Hermann Prey, Elisabeth Grummer o Astrid Varnay, ganará rápidamente reconocimiento internacional.

En la nueva Staatsoper, reconstruida en 1955, brillará como administrador Rolf Liebermann (1959-1973, regresó en 1985), haciendo también de Hamburgo, una meca de la creación lírica contemporánea, recibiendo a Stravinsky (El diluvio), Penderecki (Los diablos de Loudon), Messiaen (Sinfonía Turangalila), Kagel (Staats Theater) o a Henze (El Príncipe de Hamburgo).

Staatsoper

El plano de la sala se da a título indicativo y no tiene ningún valor contractual.
El reparto de categorías puede variar en función de los espectáculos y las fechas.

Sinopsis

Der fliegende Holländer

Después  del éxito conseguido por Rienzi, Richard Wagner abandonará las formas italianas para explorar sus propios medios creativos, por lo que en El holandés errante, tenemos ante nosotros,  la mejor obra  para entender la trayectoria futura de su incomparable genio. Esta ópera que en países como Francia y España ha hecho carrera con el título de El Buque fantasma,  es una obra impresionante donde ya encontramos las características del mejor Wagner: excepcional escritura orquestal, importantes partes solistas y un uso espectacular de los coros.

La renovación del género operístico buscada por Wagner, dará lugar a cambios importantes como la introducción de la técnica del “leitmotiv”, que le permitía definir con frases musicales a los personajes,  objetos, y  lugares. La brillante obertura orquestal ya es en sí misma un resumen de toda la obra. La técnica del leitmotiv le permitirá incluso plasmar con variaciones de las frases, los estados anímicos y los ambientes. El resultado final, dará lugar a verdaderos retratos psicológicos, nunca vistos hasta entonces.

ARGUMENTO

La leyenda del holandés errante,  nos narra una historia de amor imposible con su famoso barco fantasma como telón de fondo. Bajo la influencia de una maldición, el capitán holandés del buque,  vaga sin cesar por los mares, en busca de una joven virgen que se sacrifique por él y le permita obtener su redención. Dividida entre el amor por el mortal Erik y el fantasma errante, Senta, finalmente, se  arrojará al mar para unirse al holandés y ascender juntos a los cielos.

Acto 1

El barco de Daland echa el ancla en la bahía mientras se avecina la tormenta. Al rato llega otro barco, es el del holandés, cuenta la leyenda que una vez cada siete años puede atracar e intentar encontrar una doncella que se entregue a él, por amor,  y le libere del maleficio de vagar por los mares eternamente. El holandés le explica a Daland que ha acumulado grandes tesoros a lo largo de su interminable deriva por los mares y le pregunta si tiene alguna hija que le pueda ofrecer en matrimonio. Daland tiene una hija y la codicia le puede…

Acto 2

En casa de Daland, las mujeres esperan la llegada de los marineros, Senta extasiada observando el retrato del holandés, canta la balada del barco fantasma. Todas creen que está un poco loca y se marchan a recibir a los marineros. Llega Erik, su prometido, que se queja de que Daland no lo aprecia en absoluto. Aunque Senta afirma que le ama, el joven observa inquieto el aprecio que la joven siente por el retrato de ese marinero desconocido. Cuando Daland llega a su casa acompañado del holandés, lo presenta a su hija como su futuro marido, si ella acepta. La corriente de simpatía entre los dos es inmediata y ella finalmente aceptará.

Acto 3

Los marineros preparan sus enseres cantando alegremente, pero la algarabía se acaba cuando se dan cuenta de la verdadera naturaleza del barco que hay anclado al lado. Erik intenta convencer a Senta, para que no se vaya con el holandés, recordándole los mejores momentos de su noviazgo y ella empieza a dudar.  Cuando el fantasma aparece en la escena, cree que Senta no es sincera y le explica que es lo que le espera, si accede a seguirle. Seguidamente se apresura a zarpar convencido de que jamás podrá acabar con su maleficio. Aunque Erik intenta impedirlo, Senta se tira al mar para unirse con él.

PERSONAJES PRINCIPALES

El holandés, barítono.

Daland, marino comerciante, bajo.

Senta, su hija, soprano.

Erik, prometido de Senta, tenor.

Staatsoper

Podría tambien estar interesado por …

0