Desde 135 €
×

1 Haz clic en la fecha

Agotado
Disponible

2Elija la Categoría

Por favor, escribes aqui tu comentario respecto a la reserva de entradas :
(150 char. max)

¿Necesitas ayuda para reservar?
CÓMO OBTENER SUS ENTRADAS

Tras la confirmación de su pedido, usted recibirá un correo electrónico con sus entradas, que deberá imprimir y llevar consigo, para acceder al evento.

Ubicación

En la categoría elegida, Music & Opera se reserva los mejores asientos disponibles al momento de la compra. Los números de asiento serán confirmados por correo electrónico, excepto para los espectáculos donde los asientos no están numerados. Solo los lugares contiguos se reservan automáticamente. Si no, lo contactaremos.

Precio

El precio de Music & Opera no corresponde al valor facial mostrado en las entradas, pues incluye las tasas y cargos aplicables

Seguro de cancelación

Se te ofrecerà un seguro de cancelación antes de realizar el pago. Más Información

Retour

Aida © A.Bofill

Verdi Aida

Del 20 enero AL 02 febrero 2020
Gran Teatre del Liceu - Barcelona
Programa

Verdi : Aida

4 H Cantado en : Italiano
Intérpretes
  • Director de orquesta
    Gustavo Gimeno
  • Director de escena
    Thomas Guthrie
  • Intérpretes
    Aida: Anna Pirozzi
    Radamès: Luciano Ganci
    Amneris: Judit Kutasi
    Amonasro: Franco Vassallo
    Ramfis: Marko Mimica
    Il Re: Mariano Buccino
  • Info Teatro
  • Plano de localidades
  • Sinopsis

Gran Teatre del Liceu - Barcelona Location La Rambla, 51-59 - 08002 Barcelona Espagne

  • Capacidad de la Sala : 2290
  • Otra : PRECIO: El Gran Teatre del Liceu usa "Precios dinámicos", lo que significa que los precios de todas las actuaciones están sujetos a cambios (aumento y disminución) en función de sus ventas. Por lo tanto, los precios pueden haber cambiado, se le informará del nuevo precio lo antes posible, luego podrá elegir si desea comprar sus boletos al nuevo precio o cancelar su reserva (su tarjeta de crédito no lo hará). ser cargado).

Pequeña Historia del Teatro …

El 4 de abril de 1847 abría sus puertas el Gran Teatre del Liceu, obra del arquitecto Miquel Garriga, con un programa de danza, música y teatro. El primer gran evento operístico, Ana Bolena de Donizetti, fue el día 17. En 1861, el teatro sufrió su primer incendio, pero fue reconstruido en tan solo un año. El nuevo coliseo resultó ser  un duro rival para el Teatro de la Santa Cruz, al que se acabó imponiendo. A finales del XIX el Liceu se convirtió en un importante lugar de encuentro de la sociedad barcelonesa, el lugar donde ver y ser visto, por lo que se mantenían encendidas las luces de la sala durante la representación.

 

Aunque las obras de compositores españoles son pocas veces representadas, autores como Guridi, Arrieta o Bretón, son muy apreciados. El gran repertorio francés fue introduciéndose en le teatro más lentamente que el italiano. Robert le Diable de Meyerbeer fue estrenada en 1851, aunque el verdadero entusiasmo por este compositor, uno de los más interpretados de la historia del teatro, llegó en 1856 con el estreno de Les Huguenots. A pesar del reinado indiscutible de la ópera italiana, se siguieron estrenando con mucho éxito obras de compositores franceses como Adam, Halévy o Gounod, cuyo Faust, estrenado en 1864, supuso un triunfo, con hasta 26 representaciones seguidas. Reconocido ya como uno de los principales teatros de ópera europeos a finales del XIX, el Liceu siguió estrenando los principales títulos italianos y franceses, compositores nacionales como Pedrell y algún alemán como Weber y muy especialmente Wagner. Die Walkure causó una tremenda sensación en el público y por primera vez, las luces de la sala fueron apagadas durante la representación.

 

El estreno de Boris Godunov de Mussorgky el 20 de noviembre de 1915 marcó el inicio de un periodo de esplendor de la ópera rusa en el Liceu. Durante la Segunda República, el teatro acusó gravemente la crisis económica propiciada por la inestabilidad política. Durante la Guerra Civil, el teatro fue nacionalizado, pasando a llamarse Teatre Nacional de Catalunya. La llegada de las tropas de Franco a Barcelona propició la clausura del teatro entre los meses de febrero y diciembre.

 

Durante la 2ª Guerra Mundial, el hecho de que España no participara en el conflicto y las excelentes relaciones entre Madrid y Berlín, facilitaron la visita de compañías germanas y un resurgimiento de la ópera alemana y de Wagner especialmente. En 1955 por primera vez en su historia, el Festival de Bayreuth al completo, visitó el teatro para nueve representaciones. Alemania necesitaba pedir disculpas por su pasado reciente. Barcelona era una opción obvia, dado que tenía una sólida tradición wagneriana y un régimen autoritario, que impidió cualquier elemento hostil. El festival repitió su visita el teatro para inaugurar la temporada 2012-13.

 

El 31 de enero de 1994 el teatro volvió a sufrir otro devastador incendio y se decidió reconstruirlo en el mismo lugar. El nuevo edificio, terminado en 1999, respeta la decoración de la antigua sala, mejorando el número de butacas con visibilidad y la acústica. Amplió además su capacidad de trabajo, siendo ahora posible albergar hasta tres producciones distintas, con la más avanzada tecnología escénica.

 

Gran Teatre del Liceu

El plano de la sala se da a título indicativo y no tiene ningún valor contractual.
El reparto de categorías puede variar en función de los espectáculos y las fechas.

Sinopsis

Aida

Los grandes decorados que envuelven toda la trama de Aida, no consiguen otra cosa que resaltar aún más el intenso e íntimo drama de los personajes, sobrepasados por los conflictos políticos y la guerra. Obra de madurez, emocional e intensa, requiere de grandes voces que puedan hacer justicia a su extraordinaria escritura vocal.

La complejidad y riqueza extraordinarias de esta obra maestra de Verdi, queda a veces ofuscada por su mundialmente famosa Marcha Triunfal. Su enfático ritmo marcial acompaña a los ejércitos victoriosos en la misma medida que oculta las pasiones y tormentos de los protagonistas. Aida despliega un amplio arco de emociones que parte del dulce y armonioso preludio del acto primero, y pasa por las apasionadas y dramáticas escenas de amor, hasta desembocar en el desgarrador clímax sonoro que acompaña a los amantes a la muerte.

ARGUMENTO

En Egipto, en tiempos de los faraones, el rey de Etiopia, Amonasro, amenaza con atacar la ciudad de Tebas, en el valle del Nilo. El joven capitán egipcio Radamés, enamorado de una joven esclava etíope, Aida, ignora por completo que en realidad, ella es la hija de Amonasro. Aida está al servicio de Amneris, hija del faraón y también, muy enamorada de Radamés. El amor y los celos, con el telón de  fondo de la guerra y la traición, arrastrarán a Radamés y a Aida hasta su condena.

Acto 1

Ramfis, el gran sacerdote, informa a Radamés de la amenaza que Amonasro hace pesar sobre la ciudad de Tebas. El joven soldado sueña con capitanear los ejércitos egipcios, vencer a los etíopes y así poder pedir como recompensa a Aida, esclava etíope al servicio de la princesa Amneris, hija del faraón. Esta, también enamorada de Radamés, descubre, muy a su pesar, los sentimientos de su amado hacia su sirvienta. Radamés será finalmente nombrado capitán de los ejércitos mientras Aida se debate entre su amor hacia él y su deber patriótico.

Acto 2

Los etíopes han sido derrotados. Amneris, celosa, habla a solas con Aida. Esperando ver su reacción, miente a la esclava y le dice que Radamés ha muerto en el combate. Ante la reacción de Aida, finalmente le cuenta la verdad. Definitivamente convencida de que los dos se aman, se marcha con la firme determinación de conseguir sus propósitos, a  preparar el recibimiento triunfal de los vencedores.

Durante la celebración de la victoria, Radamés, clemente, pide la liberación de los presos condenados a muerte. El Faraón acepta, pero mantiene a Amonasro detenido y declara que como recompensa por la victoria obtenida, la princesa Amneris se casará con Radamés.

Acto 3

Aida espera a Radamés a orillas del Nilo, cerca del templo, mientras rememora su lejana patria. Amonasro, consciente de sus sentimientos, apela a su situación para que su hija obtenga de Radamés la ruta que han elegido los egipcios para invadir Etiopia.

Una vez  reunidos, Aida consigue convencer a Radamés para que huyan juntos a Etiopia. Cuando este acepta y rebela la ruta que seguirán sus ejércitos, Amonasro sale de su escondite, y habla con Radamés, que descubre quien es realmente Aida y se desespera por lo que acaba de hacer. Cuando Amneris descubre lo que ha ocurrido, alerta a la guardia, Amonasro y Aida huyen, pero Radamés se entrega y es acusado de traición.

Acto 4

Radamés es juzgado por traición. Amneris le promete el perdón si renuncia a su amor por Aida, pero él rehúsa el ofrecimiento. El veredicto será, condenado a ser enterrado vivo y los sacerdotes no escucharán las peticiones de clemencia de Amneris. Dentro de la tumba, Radamés descubre a Aida, acurrucada en un rincón, se ha escondido en la tumba con la intención de morir junto a su amado.

PERONAJES PRINCIPALES

Aida, esclava etíope, soprano.

Radamés, capitán egipcio, tenor.

Amneris, hija del Faraón, mezzosoprano.

Amonasro, rey de Etiopia, barítono.

Ramphis, gran sacerdote, bajo.

Gran Teatre del Liceu © A. Bofill

Podría tambien estar interesado por …

0