Tus entradas en todo el mundo
Filtrar por fecha:

Intérpretes
Compositores
Directores de orquesta
Más

Directores de escena

Chorégraphe

0€ - 0€

Descubre el programa del temporada 2018-2019 del Národní divadlo y reserva sus entradas enlinea ahora.

 

 

VISTA GENERAL DE LA TEMPORADA 2018-2019 DEL NARODNI DIVADLO

 

Nunca se dirá suficientemente, Praga posee una compañía de cantantes de ópera digna de las más grandes salas internacionales. Los artistas cantan a domicilio todas las obras del repertorio, ya sean las grandes óperas clásicas de Verdi, Puccini o Mozart, ya las soberbias óperas menos comunes de Dvořák, Janáček o Smetana. Las ocasiones de descubrir la espléndida villa checa no faltan y el paso por una de las salas de ópera para asistir a un espectáculo es uno de los gestos imprescindibles del viaje.

 

Praga es una capital de la música clásica, una de las raras capitales que poseen tres salas de importancia, el Národní Divadlo, la Státní Opera y el Stavovské Divadlo o en español: el Teatro Nacional, la Ópera del Estado y el Teatro de los Estados. Esta temporada la Státní Opera aún está cerrada, aunque todos los espectáculos tienen lugar en otra sala, el Hudební Divadlo Karlín (el Teatro musical de Karlín), normalmente dedicado a las operetas. Pueden reservar sus asientos para cualquiera de las tres salas, puesto que en cualquiera de ellas las voces son de excepcional calidad.

 

Digamos que si uno busca el lado histórico, se decantará preferentemente por el Stavovské Divadlo, donde Mozart actuó. Si uno es más bien de gran repertorio, el Hudební divadlo Karlín es ideal. Finalmente, para descubrir el repertorio checo, hace falta asistir al Národní Divadlo.

 

El Národní divadlo (Teatro Nacional) es sin duda la sala más querida en el corazón de los praguenses. La temporada entera ha celebrado al gran compositor Bedrich Smetana, pero es realmente en 2018-2019 que sus óperas están en cartel con nuevas producciones de Libuse y de Dalibor. The Bartered Bride, su obra maestra más conocida está evidentemente de nuevo en cartel. Las otras figuras destacables como Dvorák y Janácek están igualmente de fiesta.

 

La escuela de música checa ha dejado grandes obras como la soberbia Rusalka de Dvorák o los dramas de Janácek (Jenufa), pero también otras tan fuertes y en distintos registros como The Cunning Little Vixen y la satírica Excursions of Mr. Broucek de Janácek o The Devil and Kate de Dvorák, a descubrir. Grandes ballets clásicos están igualmente en cartel y la compañía bien vale la reserva de localidades para la ópera de Praga. La Fille mal gardée y Cascanueces, pero sobre todo El lago de los cisnes, son valores seguros, tanto como las veladas dedicadas al gran coreógrafo Jirí Kylián o a George Balanchine.

 

Los grandes títulos de ópera están desde luego presentes: Carmen de Bizet, La Bohème, Madama Butterfly y Tosca de Puccini, Aida, Un ballo in maschera y Macbeth de Verdi, pero también Lohengrin de Wagner.

 

No se pueden obviar obras menos frecuentadas, aunque igualmente interesantes, como Andrea Chénier, la gran ópera verista de Giordano o el famoso Werther de Massenet, romántica a más no poder. Los grandes aficionados están de fiesta con las óperas raramente representadas como esta nueva producción de Jonny spielt auf de Krenek y L’amour des trois oranges de Prokofiev, una de las grandes obras maestras del compositor. 

Reserva entradas para Concierto, Ópera, Ballet : Národní divadlo

 | 5 Resultados

Informaciones sobre Národní divadlo

El código para vestirse recomendada es de "noche informal" ( se aconseja a los hombres llevar pantalón largo y vestido elegante para mujeres).

 

El Národní Divadlo o Teatro Nacional de Praga nació gracias al tesón y el empuje de la ciudadanía, que quería un teatro a la altura de sus necesidades artísticas, aún mayores si cabe, por el florecimiento cultural que vivía el país. A pesar de la negativa del Parlamento, se consiguieron los fondos por colecta popular y se compraron los terrenos en 1852, consiguiendo empezar el edificio en 1868. El conjunto diseñado por Josef Zitek, a orillas del Moldava, sufrió un incendio en 1881 y fue definitivamente abierto en 1883. Smetana compuso especialmente para la ocasión Libusa, ópera que se volvió a representar durante la celebración del centenario del teatro.

Pero la tradición operística de la ciudad es más que notable desde mucho antes. Mozart triunfó aquí con el estreno de Le Nozze di Figaro en 1786, lo que le valió los encargos de Don Giovanni (1787), otro triunfo, mayor que el anterior, y La Clemenza di Tito (1791), ópera escrita especialmente para celebrar la coronación del rey Leopoldo, al que al parecer, el estilo alemán usado por Mozart, no gustó demasiado. Al fin y al cabo Praga estaba rendida a la ópera italiana.

La aparición de dos figuras capitales de la música checa, Smetana y Dvorak, así como las de Janacek y Martinu ya en pleno siglo XX, han permitido al Národní, ante todo, ser un baluarte de la música nacional, aunque la pasión por la ópera de los checos es tal, que la cantidad de obras de los principales autores y estilos, y la calidad de sus representaciones, han hecho de esta institución, uno de los referentes europeos en la actualidad.

El Teatro Nacional, es una institución de gran calado, en la que en realidad trabajan y programan cuatro compañías distintas: la de ópera, la de danza y las de teatro. Además de las instalaciones del Národní, se produce en las de la Ópera Nacional, construida en 1883, el Teatro Estatal y el Nuevo Teatro. Algunas óperas de la temporada se ofrecen tanto en el Teatro Nacional como en la Ópera Estatal, en diferentes momentos de la temporada.